Carrocerías La Victoria

Carrocerías La Victoria, una carrocera de la Unión que no logró atravesar la segunda mitad de la década de los ochenta, dejó un legado perdurable en la industria. Sus talleres, ubicados en la calle 8 de Octubre, fueron el escenario de la etapa final de la empresa, dando vida al modelo más reconocido que aún hoy perdura en algunas unidades en circulación: el Ñandú.

El Ñandú, inspirado en un modelo francés Berliet, se destacó por sus unidades, todas equipadas con mecánica Mercedes Benz. Estos autobuses sirvieron en diversas funciones, desde el CONAE (actual CODICEN) hasta Turil y Copsa, desempeñándose en recorridos suburbanos. Algunas de estas unidades supervivientes continúan prestando servicios en el transporte escolar, mostrando la durabilidad y versatilidad de este modelo.

Además, Carrocerías La Victoria desarrolló una versión urbana del Ñandú, que circuló por Montevideo bajo la denominación de la unidad 95 de Cotsur. Este modelo urbano complementó la presencia del Ñandú en diferentes contextos de servicio, consolidando la contribución de Carrocerías La Victoria al transporte público en Uruguay. Aunque la empresa no superó la década de los ochenta, su legado perdura en la presencia de estas unidades en las calles y en la memoria de quienes las utilizaron y apreciaron.

Mira tambiénCarrocerías Libertad

Subir

Utilizamos cookies Más información