Carrocerías FIAT CUTCSA

Después de la crisis desencadenada por la ruptura de la "tablita" en 1982, numerosas empresas del sector automotriz se vieron gravemente afectadas, algunas incluso quedaron al borde de la extinción, mientras que otras desaparecieron por completo, a pesar de contar con una trayectoria extensa en algunos casos. En este contexto, figuran nombres emblemáticos como Frank Surgey, representante de marcas del grupo Nuffield y, en las etapas finales, de Ford o Aeroleo, ubicado en la esquina de Galicia y Paraguay.

Sin embargo, como reza la canción, era necesario volver a empezar. En la segunda mitad de la década, CUTCSA decide abrazar la oportunidad de renovación al recibir un chasis FIAT 150 proveniente de la planta argentina de IVECO. Aunque esta mecánica no había tenido una recepción muy positiva al otro lado del Río de la Plata, buscaba encontrar su espacio en el mercado uruguayo. Con este propósito, se diseñó y construyó una carrocería específica en la planta ubicada en la calle L.A. de Herrera para este ejemplar único. Este vehículo comenzó a prestar servicios en la flota de C.O.T.SUR en solitario, especialmente cuando arribaron unidades Mercedes de origen argentino.

No obstante, la desaparición de la cooperativa en la calle Larrobla provocó un cambio de propietarios para el FIAT CUTCSA, que actualmente brinda servicios en Santa Lucía. Este singular vehículo representa un capítulo peculiar en la historia del transporte en Uruguay, simbolizando la adaptabilidad y la capacidad de recuperación de las empresas frente a los desafíos económicos y los cambios en el mercado.

Mira tambiénCarrocerías José Garrido

Subir

Utilizamos cookies Más información