Carrocerías Fernández

Carrocerías Fernández, a pesar de su vida breve, dejó una huella significativa en la escena automotriz durante finales de los años 70 y principios de los 80. Su breve existencia fue extraordinariamente prolífica, marcada por la creación de productos distintivos y singulares en esa época. Uno de los proyectos más destacados fue la adaptación de las carrocerías de los trolebuses Alfa Romeo San Remo, retirados por Amdet, para Codet. Estas fueron modificadas para incorporar mecánicas diesel y montadas sobre chasis Mercedes Benz OH 1513.

Pero Carrocerías Fernández no solo se limitó a proyectos de adaptación; también presentó creaciones propias, como el primer modelo cuya silueta claramente se inspiraba en el diseño de los Mercedes Benz O-140. Este vehículo se destacaba en la flota diversa de la empresa canaria en esa época. La presencia de empresas como Carrocerías Fernández se convirtió en una respuesta a la variabilidad del parque automotor de la empresa canaria.

Otra de las creaciones notables de Carrocerías Fernández es un microbús que prestaba servicios en la zona oeste de Montevideo. A diferencia de los Montevideanos u Orejanos, este microbús se distinguía por no tener vidrios fijos; en su lugar, toda la ventanilla era corrediza, aportando un diseño distintivo a su propuesta de transporte.

Sin embargo, la prolífica trayectoria de Carrocerías Fernández se vio afectada por la saturación del mercado debido al exceso de pequeñas fábricas y a los cambios en las reglas del juego. La entrada de vehículos de frontera, con precios más bajos y una calidad superior, marcó el declive de esta empresa. A pesar de su corta existencia, Carrocerías Fernández queda en la memoria como una contribución valiosa y creativa al panorama automotriz uruguayo.

Mira tambiénCarrocerías FIAT CUTCSA

Subir

Utilizamos cookies Más información