Carrocerías Cotsur

En el complicado panorama automotriz uruguayo de la década de los 80, adquirir omnibuses nuevos para la renovación de la anticuada flota, en algunos casos heredada de la desaparecida A.M. de T., resultaba una tarea difícil, por no decir imposible. Fue en este contexto que la cooperativa ubicada en la calle Larrobla tomó una decisión audaz: renovar uno de sus coches con una carrocería propia, tomando inspiración del Ñandú Metropolitano, un referente de la época.

Este singular proyecto se materializó en la construcción de un único coche, sobre el chasis de un antiguo Leyland World Master. Este vehículo, designado como modelo "Aniversario" y portando el número 39 en sus flancos, prestó servicios en la cooperativa, siendo un testimonio visual de la capacidad de innovación y adaptación de Carrocerías Cotsur. Sin embargo, a pesar de la singularidad y el potencial de este modelo, la pésima gestión de la cooperativa, que desaparecería pocos años después, impidió la producción de más ejemplares "fatto in casa".

Aunque la historia de Carrocerías Cotsur en la construcción de omnibuses propios fue breve y limitada a una sola unidad, su contribución a la diversificación del paisaje de transporte público en Uruguay no debe pasarse por alto. Este proyecto "Aniversario" es un recordatorio de los desafíos y las oportunidades que enfrentaron las cooperativas en ese período, así como de la valentía de emprender nuevas iniciativas en medio de limitaciones financieras y logísticas.

Mira tambiénCarrocerías Los Domínguez

Subir

Utilizamos cookies Más información